¿Pero ésto no es ilegal?

No hagas caso de fuentes mal informadas: el cultivo de la marihuana NO es legal, no existe un número máximo de plantas permitido por persona ni nada similar. Las semillas son legales, pero no el hacerlas crecer. Así las cosas, el cultivo en España es una realidad cada vez más extendida (año tras año puedes ver más y más nuevos aficionados a la agricultura urbana en balcones y terrazas rebosantes de verdor). Parece una solución lógica como fuente de autosuministro de un producto cuyo consumo está despenalizado pero que es de venta ilegal. Lo que se obtiene al cultivar uno mismo es de primera calidad, más barato, sin adulteraciones, sin tener que acudir al mercado negro, por lo que cada vez más fumadores de cannabis o sus derivados (ya más de una cuarta parte en nuestro país) dejan de comprar el muy adulterado y caro hachís comercial en favor del autocultivo de su propia marihuana. De paso, descubren el entretenimiento y el placer de criar y cuidar algo que acabarán disfrutando con orgullo y, no menos importante, dejan de contribuir a incrementar los beneficios de las mafias del narcotráfico.

Mientras se haga SÓLO, ÚNICA y EXCLUSIVAMENTE para uno mismo, no es probable que se tenga ningún problema, incluso plantando en balcones o terrazas (siempre que no esté al alcance de otros, de todas maneras la discreción nunca sobra). Otra cosa muy distinta es si lo haces fuera de tu propiedad (el llamado cultivo de guerrilla) o si cultivas cantidades notorias que se puedan destinar a tráfico. Si es o no una cantidad de notoria importancia depende del juez.

El hacer leyes más restrictivas sólo beneficia a las mafias (la gente que lo haga no dejará de beber ni de fumar por que se prohíba, acudirá al mercado negro, como pasó con la Ley Seca en EE.UU., dicho sea de paso uno de los países con leyes tan represivas como inútiles. Allí no sólo se cultiva, y mucho, sino que es el país de origen de casi todas las variedades más famosas).

El autocultivo es un hecho y, como el rock’n’roll, está aquí para quedarse. Cada vez está más tolerado porque cada vez está más extendido. Y viceversa. Pero esta situación de la que disfrutamos hoy día, una de las más permisivas en la CEE, podría cambiar a peor si nuestro gobierno se pliega a las exigencias y presiones de los EE.UU.

 

autocultivo